Temas

¿Es posible la custodia compartida en caso de condena por violencia de género?

07/10/2019 · Custodias

Para los jueces, establecer un régimen de custodia y visitas en familias afectadas por violencia de género, no es una labor sencilla ya que los hijos de la pareja pasan a tener también la condición de víctimas de esa violencia ejercida sobre la madre, existiendo la problemática de que esas vivencias, extremadamente negativas, afecten en su futuro.

Guarda y custodia compartida

En un procedimiento de divorcio, el Tribunal Supremo entiende que el mejor régimen para el menor es el de la custodia compartida ya que, de esta manera, podrá convivir con ambos progenitores durante la infancia pero en caso de que esté abierto entre los padres un procedimiento penal por violencia de género, el régimen de custodia fallará a favor de la madre ya que se entiende que un hombre capaz de maltratar a su pareja no está en condiciones de cuidar a un menor de edad.

Además, se valora especialmente que los más pequeños de la familia no se críen en un ambiente violento ya que esto podría tener en un futuro graves secuelas psicológicas y totalmente erróneas sobre las relaciones sociales entre hombres y mujeres.

Por eso, la sala primera del Tribunal Supremo, según la sentencia 36/2016 ha declarado que la custodia compartida es incompatible en caso de que los cónyuges se encuentren en un procedimiento judicial por violencia en el ámbito doméstico.

A su vez, esto es avalado por el Código Civil ya que el artículo 97.2 recoge que “no procederá la guarda conjunta cuando cualquiera de los padres esté incurso en un proceso penal iniciado por atentar contra la vida, la integridad física, la libertad, la integridad moral o la libertad e indemnidad sexual del otro cónyuge o de los hijos que convivan con ambos. Tampoco procederá cuando el Juez advierta, de las alegaciones de las partes y de las pruebas practicadas, la existencia de indicios fundados de violencia doméstica”.

Límites y prohibiciones de las custodias compartidas

El juez deberá investigar cada caso en concreto si un condenado por delito de maltrato sobre su pareja puede desarrollar un régimen de visitas. Las opciones son:

1- Otorgar un régimen de visitas a favor del padre ya que considera que el delito es leve o no está claro que el progenitor vaya a cumplir condena porque no hay indicios suficientes durante el juicio. En estos casos, el juez, hasta que dicte sentencia, debe establecer un régimen de visitas que suele ser tutelado para que se produzca bajo vigilancia en un Punto de Encuentro Familiar.

2- Denegar la custodia y el régimen de visitas de los menores por considerar que éstos corren riesgos y peligro. Esta medida se toma cuando hay evidencias de que el hijo puede estar siendo víctima directa de violencia de género.
Si finalmente el padre es condenado por malos tratos, el régimen de visitas puede suspenderse o mantenerse en el Punto de Encuentro para, de este modo, garantizar la seguridad del menor pero, en estos casos, una vez que el progenitor cumple condena y acredite que el menor no corre riesgos, puede volver a solicitar una modificación de medidas.

Novoa Abogados, despacho de abogado en Vigo especializado en divorcios

¿Tiene alguna duda sobre el procedimiento de guarda y custodia compartida en casos de violencia de género? No lo dude y póngase en contacto con Novoa Abogados ya que será atendido por abogados profesionales especializados en divorcios que abordarán su problema de forma especializada y totalmente personalizada ya que somos conscientes de las circunstancias especiales que envuelven y rodean cada caso.

¡Compártelo!