Temas

Uso y disfrute de la vivienda familiar en caso de custodia compartida

30/05/2019 · Custodias

Uno de los temas más controvertidos cuando hablamos de custodia compartida, es la atribución del uso de la vivienda familiar.

Por eso, en este artículo, vamos a hablar de divorcio cuando un matrimonio tiene hijos y vivienda en común ya que es uno de los escenarios más comunes con los que nos encontramos en la actualidad.

¿A quién se atribuye el uso de la vivienda habitual en caso de divorcio?

En nuestro Código Civil hay un vacío legal al respecto ya que no hay ningún artículo que atribuya el uso de la vivienda familiar en la custodia compartida.

En caso de que los cónyuges no lleguen a un acuerdo la Ley dictamina que el uso de la vivienda familiar se atribuirá según el tipo de custodia de los hijos.

  • Custodia exclusiva. En este caso, la vivienda familiar correspondería a los hijos al cónyuge en cuya compañía queden.
  • Custodia repartida. Para el supuesto de la custodia repartida, el Código Civil establece que "cuando algunos de los hijos queden en la compañía de uno y los restantes en la de otro, el Juez resolverá lo precedente".
  • Custodia compartida. En estos casos, el Código Civil no dictamina la atribución del uso de la vivienda familiar. Para resolver esta ausencia legal, el Tribunal Supremo aplica por analogía lo preceptuado para la custodia repartida. Por tanto, el juez deberá resolver lo precedente en base a diversos factores como el interés del menor, los recursos económicos de ambos progenitores, la propiedad de la vivienda familiar, etc.

Modalidades de atribución del uso de la vivienda familiar en caso de custodia compartida

Actualmente, existen cuatro modalidades de atribución del uso de la vivienda familiar en caso de custodia compartida.

1. Atribución temporal exclusiva de la vivienda a solo un progenitor

Este tipo de atribución se da cuando la situación económica de uno de los progenitores le impide ocupar otro domicilio para cubrir las necesidades de los hijos.

2. Atribución del uso del domicilio familiar a los hijos o a ambos cónyuges por períodos alternos

Los hijos permanecerán siempre en la vivienda familiar y los progenitores tendrán que trasladarse a vivir al domicilio familiar durante el tiempo que les corresponda según la custodia. Durante la no convivencia, cada padre tendrá que tener otro domicilio para vivir.

3. Atribución temporal exclusiva de la vivienda familiar privativa al cónyuge no titular

En este sentido, este tipo de atribución solo puede producirse cuando existen diferencias notables entre los recursos económicos de ambos cónyuges o que carece de la posibilidad de disponer de otro domicilio adecuado y el otro sí.

4. Uso exclusivo de la vivienda familiar al cónyuge propietario

De todas las modalidades, este es el modelo que genera menos problemas porque se respetan los derechos de custodia y se mantienen intactos los de propiedad.

En Novoa Abogados somos especialistas en divorcios y separaciones por lo que podremos asesorarle sobre el uso y disfrute de la vivienda familiar en caso de custodia compartida. Contacte con nosotros para más información.

¡Compártelo!